Turismo en Eslovenia

Turismo en Eslovenia

Italia

Eslovenia, turismo en un país de fantasía

Descubra los monumentos que esconde la capital de Eslovenia

Eslovenia, turismo natural, histórico, cultural y de relax. Todo esto y mucho más es lo que podrá encontrar en este ‘pequeño’ país de Europa, a orillas del mar Adriático. Viajar a Eslovenia le llevará a descubrir miles de rincones que le harán pensar que se encuentra en un destino de fantasía y de magia por su belleza.

Uno de los primeros lugares que hay que ver en Eslovenia es Postojna, y no sólo porque en esta pequeña localidad se encuentra uno de las fortificaciones más impresionantes de Europa: el castillo Predjama. Su construcción es una obra maestra de la arquitectura y la ingeniería, ya que el principal rasgo de identidad de este castillo es que se encuentra, literalmente, esculpido en la roca. De hecho, era una técnica defensiva, ya que el castillo se puede confundir con la piedra de la montaña en la que fue construido.

Sin embargo, el principal atractivo de Postojna es su maravillosa cueva. De hecho, llamar cueva a esta red de más de 20 kilómetros de pasadizos subterráneos es quedarse cortos. Las grutas de Postojna le llevarán a un mundo de fantasía que ha sido construido por el río Pivka. La magia en este lugar es tal que hasta el director italiano Arturo Toscanini dirigió dentro de la ‘Gran Cueva’ un concierto con una orquesta completa.

Viajar a Eslovenia le tendrá que llevar obligatoriamente hasta Bled, en la frontera con Austria. Esta localidad es uno de los lugares de veraneo preferido de los eslovenos, y lo es por su belleza. En esta ciudad lo más destacable es, sin duda, el lago Bled que le sorprenderá según se vaya acercando a él. El paisaje que le dará la bienvenida es sobrecogedor, montañas y bosques que terminan en un lago glaciar cuyas aguas reflejan todo el entorno.

Pero, además, no podrá dejar de centrar su atención en la isla que se encuentra en el centro del lago y en la que se encuentra una bonita iglesia del siglo IX. Según cuentan los habitantes locales, si los visitantes tocan las campanas de este templo, se asegurarán volver a Eslovenia.

Eslovenia, turismo e historia no serían sinónimos si no se acerca hasta su capital, Ljubljana. Aunque la ciudad ha sido objeto de un gran desarrollo urbanístico en las últimas décadas, y los edificios de oficinas empiezan a formar parte de su skyline, el casco histórico de Ljubljana se conserva en perfectas condiciones.

El centro monumental sigue la estética austríaca de los anteriores siglos. Podrá encontrar monumentos en los barrios que dan forma a la ciudad antigua: el del ayuntamiento –donde se encuentran las principales monumentos- y el barrio del os Caballeros de la Cruz. En la ciudad podrá encontrar también preciosos ejemplos de arquitectura art nouveau.