Circuitos por Europa, Canadá, USA, China, Oriente Medio y Cruceros Fluviales - Panavision Tours

Descubrir antiguas civilizaciones

Descubrir antiguas civilizaciones

¿Te apasionan los soberbios templos y pirámides del Egipto faraónico? ¿Sueñas con contemplar con tus propios ojos Angkor Wat, la mayor estructura dedicada al culto hindú jamás construida y buque insignia de la cultura jemer? ¿O acaso te encantaría pasear por las ruinas de Persépolis, una de las tres majestuosas capitales del Imperio persa?

Si estás leyendo estas líneas, seguramente habrás respondido afirmativamente a todas estas preguntas. Y en cualquier caso, ¿quién puede permanecer impasible ante el legado de las antiguas civilizaciones?

Para que tú también puedas disfrutar de estos tesoros en primera persona, hemos preparado para ti una selección de viajes organizados por Europa, Asia y África, que te acercarán a los grandes hitos arquitectónicos de los pueblos más fascinantes de la historia. ¿Estás preparado/a?

Enamórate de nuestros circuitos por Italia

¿Quién dijo que había que irse a la otra punta del planeta para contemplar monumentos milenarios? De hecho, basta con cruzar los Alpes y adentrarse en el Bel Paese: probablemente, la nación con las ciudades más bellas del planeta. Con nuestros circuitos por Italia, disfrutarás de la inenarrable herencia del Imperio romano, crisol de la cultura latina y de una de las civilizaciones antiguas más legendarias de todos los tiempos.

En tu viaje a Roma, la Ciudad Eterna, te maravillarás ante edificios sin parangón, como el imponente Coliseo, cuyo insólito aforo —tenía capacidad para 50.000 espectadores— no fue superado hasta el siglo XX; el panteón de Agripa, cuya espectacular cúpula horadada fue todo un hito de ingeniería en su época, el foro, el teatro de Marcelo, las termas de Caracalla o el circo Máximo. Todas estas maravillas explican por qué el centro histórico de Roma fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980.

De todos modos, la capital italiana no es la única urbe que conserva vestigios de los antiguos romanos. Como ejemplo, baste citar el anfiteatro romano de Arezzo, la encantadora ciudad toscana en la que se ambientó la oscarizada La vida es bella, o la Arena de Verona, otro anfiteatro romano de impecable factura, y que se ha convertido en uno de los grandes reclamos de la ciudad de Romeo y Julieta. Si tienes en mente viajar a Venecia, no dejes de visitar esta otra localidad del Véneto.

¿Y qué decir de nuestros circuitos por Sicilia, con los que podrás admirar las ruinas de Agrigento y Taormina, con interesantísimos ejemplos de la Grecia y la Roma de la Antigüedad? Te garantizamos que regresarás a casa totalmente enamorado/a de Italia.

Elige tu viaje a Egipto y Próximo Oriente

Sea como fuere, el Imperio romano no fue el único que marcó el devenir del Mediterráneo: de hecho, mucho antes de que Octavio Augusto llegara al poder en los albores de nuestra época, un país asombraba al mundo por su hipnótica arquitectura: el de los faraones.

Con nuestros viajes a Egipto, explorarás enclaves inolvidables: los templos Asuán, Edfú, Kom Ombo, Luxor y Karnak, el valle de los Reyes, las pirámides de Giza… Todo ello a través de circuitos que combinan un emocionante crucero por el Nilo, el río más largo del planeta, con una estancia en El Cairo que te desvelará los misterios de las culturas nilóticas.

En cualquier caso, éstas no son las únicas construcciones fascinantes que encontrarás en mitad del desierto. Sin ir más lejos, gracias a nuestros viajes a Jordania, podrás adentrarte en la fotogénica ciudad de Petra (9 a.C.-40 d.C.), la mítica capital de los nabateos y punto de encuentro de la cultura árabe, egipcia y sirio-fenicia. De inspiración helenística, forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1985.

Y ya que hablamos del Próximo Oriente, no podíamos dejarnos en el tintero nuestros viajes a Turquía. Con ellos, caerás rendido/a ante lugares como las ruinas romanas de Éfeso, o uno de los mayores logros del Imperio romano de Oriente o Imperio bizantino: la icónica Santa Sofía de Estambul. ¿Te vas a resistir?

Viajes a Asia: ¡prepárate para soñar!

Otra opción que no puedes pasar por alto es la de viajar a Irán, la antigua Persia, que fue capaz de someter a la mismísima Babilonia. Una vez allí, sucumbirás ante la magia de Persépolis, la antigua capital aqueménida, saqueada por las huestes de Alejandro Magno y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979. Sus columnas, puertas y estructuras zoomorfas te transportarán a otra época.

No obstante, tampoco puedes perderte otro de los grandes reclamos de Asia central. En este caso, te invitamos a conocer Uzbekistán, en cuyas calles y avenidas aún reverbera la herencia de Gengis Khan y de la dinastía timúrida. Ciudades como Jiva, Bujará o la vibrante Samarcanda, famosa por haber dado cabida a la archiconocida Ruta de la Seda, desplegarán ante ti bellísimas mezquitas, madrazas y mausoleos rematadas con azulejos de color azul turquesa.

Mención aparte merece al India, donde disfrutarás del imponente legado del Imperio mogol y su magnífica arquitectura islámica, con el precioso Taj Mahal de Agra como punta de lanza. Sin embargo, éste no es el único reclamo arquitectónico del subcontinente asiático que nos habla de la grandeza de otras épocas. Por ejemplo, los célebres pilares de Ashoka, distribuidos a lo largo y ancho de la geografía del país, hablan del apogeo de la dinastía Mauria. A ésta perteneció el propio Ashoka, que reinó en el siglo III a.C. Asimismo, a esta lista también habría que añadir Jaipur, la Ciudad Rosa, cuyo observatorio astronómico de piedra y sus palacios te entusiasmarán.

Otro tanto podría decirse de las ruinas de la ciudad de Ayutthaya, en Tailandia, incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1981. Antigua capital del reino de Siam, en ella gobernaron 33 reyes de dinastías siamesas, lo que se refleja en sus incontables reclamos arqueológicos. Allí también desafía el paso del tiempo el extraordinario y antiguo Wat Phanang Choeng, posiblemente levantado por los jemeres en los albores del siglo XIV. ¿Te vas a resistir a conocer esta civilización?

Y ya que hablamos del apogeo jemer, no podemos para por alto su aportación más notable: los templos de Angkor Wat, en Camboya, que puede presumir de ser el mayor templo hinduista del mundo. Elevado a la categoría de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992, este rincón agreste y selvático te dejará sin palabras por su simpar belleza.

Elige tu viaje entre nuestras ofertas de vacaciones, y prepárate para un viaje en el tiempo que recordarás siempre. ¡Lo mejor de las antiguas civilizaciones te espera con los brazos abiertos!