De Bilbao a Glasgow - Web Oficial de Panavisión Tours

De Bilbao a Glasgow

Italia

De Bilbao a Glasgow: Escocia a su alcance

Los vuelos Bilbao-Escocia le permitirán descubrir esta tierra de leyendas

De Bilbao a Glasgow y de ahí a conocer todo Escocia. El país, destino donde tradiciones, naturaleza y mitos se entremezclan para dar forma a un viaje inimitable, cuya historia fue construida a medias entre los celtas y el cristianismo. Pero si algo le llamará la atención, serán los paisajes, de los que podrá empezar a disfrutar desde su vuelo Bilbao Escocia.

Su avión de Bilbao aterrizará en Glasgow, la segunda ciudad más importante del país y la primera en número de habitantes. Durante el siglo XIX, la ciudad alcanzó su mayor esplendor, ya que llegó a ser la segunda ciudad más importante de todo el Reino Unido. De ese siglo, la ciudad aún conserva muchos edificios de estilo victoriano cuya belleza le sobrecogerá, como el Ayuntamiento, o George Square, la plaza principal donde podrá sentir la vitalidad de la ciudad.

Glasgow no es la única ciudad que podrá visitar después de que su vuelo de Bilbao aterrice en Escocia. Edimburgo, la capital del país, es una visita obligatoria. En esta ciudad, de un encanto inigualable, deberá descubrir su magnífico castillo o algunos de los palacios que hacen de su casco histórico un lugar que parece trasportado en el tiempo, como el Palacio Holyrood. También deberá pasear por la "Royal Mile" , la calle principal de la ciudad y que une los principales monumentos del centro, que forma parte de los lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Sus callejuelas están salpicadas de pintorescos edificios que le encantará ir descubriendo.

Sin lugar a dudas, uno de los lugares que no querrá perder la ocasión de visitar son las afamadas Tierras Altas, que se encuentran al norte del país. Si el día está despejado, habrá podido observar ya sus impresionantes paisajes, de un verdor sin parecido, desde su vuelo de Bilbao a Glasgow. Esta región, de la que han surgido la mayor parte de las leyendas de Escocia, deleitará sus sentidos: los prados de un verde un intenso se entremezclan con el gris de la roca, y el silbido del viento compite con el murmullo de riachuelos y lagos para llamar su atención.

Inverness, la capital de "Highlands" podrá ver varios castillos que fueron el hogar de los clanes, las familias que durante siglos gobernaban y peleaban entre ellas para ostentar el control de estas tierras. Entre las construcciones más destacadas se encuentra el Castillo de Cawdor, el hogar del Macbeth, al que Shakespeare dedicó su famosa obra de teatro.

Los lagos son otra de las atracciones turísticas que no podrá perderse en Escocia. El más conocido de todos es, sin duda, el lago Ness, que ha dado origen a la leyenda del monstruo más buscado del mundo, del que se dice que vive en sus congeladas aguas. En la orilla de este lago también podrá admirar las ruinas de uno de los castillos más pintorescos, el de Urquhart.

Desde allí, podrá visitar una de las fortalezas medievales más curiosas de las Tierras Altas, Eilean Donan, que se erige en lo alto de una isla en el punto exacto en el que tres ríos se unen.

Escocia cuenta con miles de islas que deberá visitar. Por ejemplo, en las Islas Orcadas podrá contemplar uno de los mejores yacimientos arqueológicos del país, que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre ellos, no se pierda Skara Brae, un poblado que se conserva en perfecto estado, y en el que podrá ver cómo eran las casas de sus antiguos moradores; el anillo de Brodgar, conocido como el "Stonehenge escocés"; o Maes Howe, un túmulo de casi 5.000 años de antigüedad que tiene la peculiar característica de ser capaz de iluminar el pasillo central que lo recorre durante el solsticio de invierno haciendo uso, únicamente, de la luz del sol.

Además, en las Hébridas Interiores podrá seguir conociendo un poco más de la historia de los clanes, gracias a los numerosos castillos que podrá ir visitando. Y, en la isla de Skye, la más grande de ellas, se encuentra la fortaleza Armadale, de la que le llamará la atención su entorno natural. Por algo fue elegido como hogar del famoso clan de los MacDonals. Y, en la vecina isla de Mull, el clan enemigo, el de los MacLean –fieros guerreros-, construyeron su Castillo Duart.

Cada kilómetro que recorra en Escocia le permitirá ir descubriendo este precioso país. Y ahora, más fácil con su vuelo Bilbao-Glasgow.